Normal

Desnudos mojigatos y swingers. El hotel Hedonism II se adapta a la era de la pandemia

Hoteles para echas

Me fui de Jamaica en y ahora vivo en la Florida, así que no pude simplemente ir y pasear por el resort para averiguarlo. Entonces hablé por teléfono y por correo electrónico con el dueño de Hedonism II, Harry Lange, quien compró la propiedad en y estaba en el hotel en Negril, para averiguar cómo se estaba reabriendo el lugar donde la gente puede ser perversa durante una semana en estos tiempos cambiados. A finales de junio, el personal de Hedonism II preparó el complejo para su reapertura crédito: Casualswinger. El complejo también toma la temperatura de todos los empleados a diario y de todos los huéspedes a su llegada, dijo. La línea de buffet del restaurante principal, que solía ser de autoservicio, explicó, ahora tiene marcadores de distanciamiento social en el piso para ayudar a garantizar un espacio seguro, y el personal del resort le sirve la comida a los huéspedes. Yo personalmente he tenido cinco pruebas con resultado negativo. La piscina nudista, con un bar incorporado, es un punto central de reunión para los huéspedes del resort cortesía de Hedonism II. La mayoría de los huéspedes antes de la pandemia venían como parejas en grupos organizados, a menudo con personas con las que habían estado de vacaciones en el resort antes.

EL ESPAÑOL

En este instante en el que usted lee estas líneas puede que su pareja le esté siendo infiel. Millones de hombres y mujeres en todo el mundo mantienen relaciones sexuales afuera del matrimonio o la convivencia. Aun aquí nada nuevo. Unos disfrutan y otros ofrecen con quién, cómo y dónde. La infidelidad es hoy un gran negocio, una enorme caja registradora capaz de generar tanto dinero como caricias y besos furtivos. Habría que añadir a los que conviven fault papeles de por medio. Imposible de calcular.

Hacer amistades complicado

Un camping de autocaravanas para intercambio de parejas también puede estar bien. El concepto de crucero del amor llegó a España enpero no se popularizó hasta el año pasado. La anécdota de este viaje es que estaba destinado a parejas de intercambio. Un barco con capacidad para cerca de personas. Unas parejas navegando juntos durante 9 días y con el amor como elemento central. Un pasaje en el barco del amor cuesta entre los 2. Una de las habitaciones del Azamara Quest en la carnival sexual dedicada a Roma. Este añada, esta empresa ya ha celebrado su edición del crucero en aguas del Pacífico norte.

555556557558559560561562563